Capítulo 1 ← FilemónNuevo TestamentoBiblia.mobi

Flm 1:1 Pablo, prisionero de Jesucristo, y el hermano Timoteo, al amado Filemón, colaborador nuestro,

Flm 1:2 y a la amada hermana Apia, y a Arquipo nuestro compañero de milicia, y a la iglesia que está en tu casa:

Flm 1:3 Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.

Flm 1:4 Doy gracias a mi Dios, haciendo siempre memoria de tí en mis oraciones,

Flm 1:5 porque oigo del amor y de la fe que tienes hacia el Señor Jesús, y para con todos los santos;

Flm 1:6 para que la participación de tu fe sea eficaz en el conocimiento de todo el bien que está en vosotros por Cristo Jesús.

Flm 1:7 Pues tenemos gran gozo y consolación en tu amor, porque por ti, oh hermano, han sido confortados los corazones de los santos.

Flm 1:8 Por lo cual, aunque tengo mucha libertad en Cristo para mandarte lo que conviene,

Flm 1:9 más bien te ruego por amor, siendo como soy, Pablo ya anciano, y ahora, además, prisionero de Jesucristo;

Flm 1:10 te ruego por mi hijo Onésimo, a quien engendré en mis prisiones,

Flm 1:11 el cual en otro tiempo te fue inútil, pero ahora a ti y a mí nos es útil,

Flm 1:12 el cual vuelvo a enviarte; tú, pues, recíbele como a mí mismo.

Flm 1:13 Yo quisiera retenerle conmigo, para que en lugar tuyo me sirviese en mis prisiones por el evangelio;

Flm 1:14 pero nada quise hacer sin tu consentimiento, para que tu favor no fuese como de necesidad, sino voluntario.

Flm 1:15 Porque quizás para esto se apartó de ti por algún tiempo, para que le recibieses para siempre;

Flm 1:16 no ya como esclavo, sino como más que esclavo, como hermano amado, mayormente para mí, pero cuánto más para ti, tanto en la carne como en el Señor.

Flm 1:17 Así que, si me tienes por compañero, recíbele como a mí mismo.

Flm 1:18 Y si en algo te dañó, o te debe, ponlo a mi cuenta.

Flm 1:19 Yo Pablo lo escribo de mi mano, yo lo pagaré; por no decirte que aun tú mismo te me debes también.

Flm 1:20 Sí, hermano, tenga yo algún provecho de ti en el Señor; conforta mi corazón en el Señor.

Flm 1:21 Te he escrito confiando en tu obediencia, sabiendo que harás aun más de lo que te digo.

Flm 1:22 Prepárame también alojamiento; porque espero que por vuestras oraciones os seré concedido.

Flm 1:23 Te saludan Epafras, mi compañero de prisiones por Cristo Jesús,

Flm 1:24 Marcos, Aristarco, Demas y Lucas, mis colaboradores.

Flm 1:25 La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vuestro espíritu. Amén.