Capítulo 94 ← SalmosAntiguo TestamentoBiblia.mobi

Sal 94:1 Jehová, Dios de las venganzas,
Dios de las venganzas, muéstrate.

Sal 94:2 Engrandécete, oh Juez de la tierra;
Da el pago a los soberbios.

Sal 94:3 ¿Hasta cuándo los impíos,
Hasta cuándo, oh Jehová, se gozarán los impíos?

Sal 94:4 ¿Hasta cuándo pronunciarán, hablarán cosas duras,
Y se vanagloriarán todos los que hacen iniquidad?

Sal 94:5 A tu pueblo, oh Jehová, quebrantan,
Y a tu heredad afligen.

Sal 94:6 A la viuda y al extranjero matan,
Y a los huérfanos quitan la vida.

Sal 94:7 Y dijeron: No verá JAH,
Ni entenderá el Dios de Jacob.

Sal 94:8 Entended, necios del pueblo;
Y vosotros, fatuos, ¿cuándo seréis sabios?

Sal 94:9 El que hizo el oído, ¿no oirá?
El que formó el ojo, ¿no verá?

Sal 94:10 El que castiga a las naciones, ¿no reprenderá?
¿No sabrá el que enseña al hombre la ciencia?

Sal 94:11 Jehová conoce los pensamientos de los hombres,
Que son vanidad.

Sal 94:12 Bienaventurado el hombre a quien tú, JAH, corriges,
Y en tu ley lo instruyes,

Sal 94:13 Para hacerle descansar en los días de aflicción,
En tanto que para el impío se cava el hoyo.

Sal 94:14 Porque no abandonará Jehová a su pueblo,
Ni desamparará su heredad,

Sal 94:15 Sino que el juicio será vuelto a la justicia,
Y en pos de ella irán todos los rectos de corazón.

Sal 94:16 ¿Quién se levantará por mí contra los malignos?
¿Quién estará por mí contra los que hacen iniquidad?

Sal 94:17 Si no me ayudara Jehová,
Pronto moraría mi alma en el silencio.

Sal 94:18 Cuando yo decía: Mi pie resbala,
Tu misericordia, oh Jehová, me sustentaba.

Sal 94:19 En la multitud de mis pensamientos dentro de mí,
Tus consolaciones alegraban mi alma.

Sal 94:20 ¿Se juntará contigo el trono de iniquidades
Que hace agravio bajo forma de ley?

Sal 94:21 Se juntan contra la vida del justo,
Y condenan la sangre inocente.

Sal 94:22 Mas Jehová me ha sido por refugio,
Y mi Dios por roca de mi confianza.

Sal 94:23 Y él hará volver sobre ellos su iniquidad,
Y los destruirá en su propia maldad;
Los destruirá Jehová nuestro Dios.