Capítulo 89 ← SalmosAntiguo TestamentoBiblia.mobi

Masquil de Etán ezrahita.

Sal 89:1 Las misericordias de Jehová cantaré perpetuamente;
De generación en generación haré notoria tu fidelidad con mi boca.

Sal 89:2 Porque dije: Para siempre será edificada misericordia;
En los cielos mismos afirmarás tu verdad.

Sal 89:3 Hice pacto con mi escogido;
Juré a David mi siervo, diciendo:

Sal 89:4 Para siempre confirmaré tu descendencia,
Y edificaré tu trono por todas las generaciones. Selah

Sal 89:5 Celebrarán los cielos tus maravillas, oh Jehová,
Tu verdad también en la congregación de los santos.

Sal 89:6 Porque ¿quién en los cielos se igualará a Jehová?
¿Quién será semejante a Jehová entre los hijos de los potentados?

Sal 89:7 Dios temible en la gran congregación de los santos,
Y formidable sobre todos cuantos están alrededor de él.

Sal 89:8 Oh Jehová, Dios de los ejércitos,
¿Quién como tú? Poderoso eres, Jehová,
Y tu fidelidad te rodea.

Sal 89:9 Tú tienes dominio sobre la braveza del mar;
Cuando se levantan sus ondas, tú las sosiegas.

Sal 89:10 Tú quebrantaste a Rahab como a herido de muerte;
Con tu brazo poderoso esparciste a tus enemigos.

Sal 89:11 Tuyos son los cielos, tuya también la tierra;
El mundo y su plenitud, tú lo fundaste.

Sal 89:12 El norte y el sur, tú los creaste;
El Tabor y el Hermón cantarán en tu nombre.

Sal 89:13 Tuyo es el brazo potente;
Fuerte es tu mano, exaltada tu diestra.

Sal 89:14 Justicia y juicio son el cimiento de tu trono;
Misericordia y verdad van delante de tu rostro.

Sal 89:15 Bienaventurado el pueblo que sabe aclamarte;
Andará, oh Jehová, a la luz de tu rostro.

Sal 89:16 En tu nombre se alegrará todo el día,
Y en tu justicia será enaltecido.

Sal 89:17 Porque tú eres la gloria de su potencia,
Y por tu buena voluntad acrecentarás nuestro poder.

Sal 89:18 Porque Jehová es nuestro escudo,
Y nuestro rey es el Santo de Israel.

Sal 89:19 Entonces hablaste en visión a tu santo,
Y dijiste: He puesto el socorro sobre uno que es poderoso;
He exaltado a un escogido de mi pueblo.

Sal 89:20 Hallé a David mi siervo;
Lo ungí con mi santa unción.

Sal 89:21 Mi mano estará siempre con él,
Mi brazo también lo fortalecerá.

Sal 89:22 No lo sorprenderá el enemigo,
Ni hijo de iniquidad lo quebrantará;

Sal 89:23 Sino que quebrantaré delante de él a sus enemigos,
Y heriré a los que le aborrecen.

Sal 89:24 Mi verdad y mi misericordia estarán con él,
Y en mi nombre será exaltado su poder.

Sal 89:25 Asimismo pondré su mano sobre el mar,
Y sobre los ríos su diestra.

Sal 89:26 El me clamará: Mi padre eres tú,
Mi Dios, y la roca de mi salvación.

Sal 89:27 Yo también le pondré por primogénito,
El más excelso de los reyes de la tierra.

Sal 89:28 Para siempre le conservaré mi misericordia,
Y mi pacto será firme con él.

Sal 89:29 Pondré su descendencia para siempre,
Y su trono como los días de los cielos.

Sal 89:30 Si dejaren sus hijos mi ley,
Y no anduvieren en mis juicios,

Sal 89:31 Si profanaren mis estatutos,
Y no guardaren mis mandamientos,

Sal 89:32 Entonces castigaré con vara su rebelión,
Y con azotes sus iniquidades.

Sal 89:33 Mas no quitaré de él mi misericordia,
Ni falsearé mi verdad.

Sal 89:34 No olvidaré mi pacto,
Ni mudaré lo que ha salido de mis labios.

Sal 89:35 Una vez he jurado por mi santidad,
Y no mentiré a David.

Sal 89:36 Su descendencia será para siempre,
Y su trono como el sol delante de mí.

Sal 89:37 Como la luna será firme para siempre,
Y como un testigo fiel en el cielo. Selah

Sal 89:38 Mas tú desechaste y menospreciaste a tu ungido,
Y te has airado con él.

Sal 89:39 Rompiste el pacto de tu siervo;
Has profanado su corona hasta la tierra.

Sal 89:40 Aportillaste todos sus vallados;
Has destruido sus fortalezas.

Sal 89:41 Lo saquean todos los que pasan por el camino;
Es oprobio a sus vecinos.

Sal 89:42 Has exaltado la diestra de sus enemigos;
Has alegrado a todos sus adversarios.

Sal 89:43 Embotaste asimismo el filo de su espada,
Y no lo levantaste en la batalla.

Sal 89:44 Hiciste cesar su gloria,
Y echaste su trono por tierra.

Sal 89:45 Has acortado los días de su juventud;
Le has cubierto de afrenta. Selah

Sal 89:46 ¿Hasta cuándo, oh Jehová? ¿Te esconderás para siempre?
¿Arderá tu ira como el fuego?

Sal 89:47 Recuerda cuán breve es mi tiempo;
¿Por qué habrás creado en vano a todo hijo de hombre?

Sal 89:48 ¿Qué hombre vivirá y no verá muerte?
¿Librará su vida del poder del Seol? Selah

Sal 89:49 Señor, ¿dónde están tus antiguas misericordias,
Que juraste a David por tu verdad?

Sal 89:50 Señor, acuérdate del oprobio de tus siervos;
Oprobio de muchos pueblos, que llevo en mi seno.

Sal 89:51 Porque tus enemigos, oh Jehová, han deshonrado,
Porque tus enemigos han deshonrado los pasos de tu ungido.

Sal 89:52 Bendito sea Jehová para siempre.
Amén, y Amén.